Skip to main content

Militares sudafricanos fueron expulsados por negarse a ir a clases de medicina en Cuba

Sudáfrica ha gastado unos 24 millones de dólares en la capacitación de sus militares en Cuba

Actualizado: 14 October, 2022

 

La Corte Suprema de Apelaciones de Sudáfrica dictaminó que la Fuerza de Defensa Nacional (Sandf) “actuó correctamente” al despedir a 35 militares que dejaron de asistir en Cuba a sus clases de medicina, informó esta semana News24.

Los cadetes sudafricanos rechazaron acudir a clases entre el 11 de febrero y el 20 de marzo de 2019, porque afirmaron que la escuela, ubicada en Santiago de Cuba, no estaba registrada para enseñar medicina. La Sandf los acusó de “amotinamiento” y los expulsó del ejército en marzo de 2019.

Luego de una pelea legal en los últimos años entre los estudiantes y el ejército sudafricano, finalmente la Sandf ganó el caso. La Corte Suprema de Apelaciones acordó que el comportamiento de los jóvenes era similar a un “motín”.

De acuerdo con el medio sudafricano News24, el grupo asistió a la Universidad de Ciencias Médicas de La Habana (Ucimed), pero fueron matriculados en el campus satélite de la Escuela Interarmas General José Maceo, en Santiago de Cuba.

En abril de 2018, los militares expusieron ante el Cirujano General de la Sandf que la escuela santiaguera no estaba acreditada para impartir clases de medicina, no lo había hecho antes y la calidad de la educación no era satisfactoria.

Además, manifestaron que no había constancia de inscripción para los estudiantes de primer año en el campus de Ucimed en Santiago, un requisito para registrarse como estudiantes de medicina en el Consejo de Profesiones de la Salud de Sudáfrica (HPCSA). Finalmente, protestaron y se negaron a asistir a clases.

Sin embargo, las autoridades sudafricanas argumentaron que los alumnos habían aceptado los términos del acuerdo entre su gobierno y el régimen cubano, que incluía “asistir a todas las sesiones de formación”.

“Se les informó que podían retirarse del programa si no aceptaban los términos y consecuencias esenciales del acuerdo”, se afirma en los documentos judiciales citados por News24. Pero solo cuatro integrantes del grupo de 2017 cumplieron con las órdenes de regresar a clases.

“Los recurrentes se habían ausentado de clases sin hacer referencia a su paradero. Se negaron a participar en actividades y crearon desorden. Presionaron a los cadetes de segundo año (grupo de 2016) y a cuatro alumnos del grupo de 2017 para que no asistieran a clases. Ensuciaron los baños y dejaron los grifos abiertos, con el resultado de que el dormitorio se quedó sin agua y otros cadetes no pudieron ducharse”, según los documentos del caso.

A inicios de 2019, los jóvenes militares escribieron cartas al Cirujano General solicitando ser registrados en una institución, preferiblemente en Sudáfrica, que cumpliera con los estándares de la HPCSA. Unas semanas después fueron despedidos y se les ordenó que abandonaran Cuba.

Actualmente, 105 miembros de la Fuerza de Defensa Nacional de Sudáfrica están en Cuba realizando estudios militares de diverso tipo, confirmó en marzo del presente año la ministra sudafricana de Defensa, Thandi Modise.

Estos acuerdos suponen un jugoso negocio para las autoridades comunistas de la isla. Desde 2014, Sudáfrica ha gastado unos 24 millones de dólares en la capacitación de sus militares en Cuba, informó el medio The Southafrican, que tuvo acceso a informes gubernamentales.

Interpelada por opositores en el parlamento, Modise aseguró que 30 militares toman cursos de alto nivel en defensa, seguridad y estado mayor en Cuba, en tanto que otros 75 hacían “diversos entrenamientos vocacionales de cadetes”.

Sin contar a los 105 militares que están en estos momentos en la isla, son 221 los miembros de la Sandf que han pasado temporadas en Cuba, tanto del Ejército, la Armada, la Fuerza Aérea, como del Servicio de Salud militar, aseguró el sitio Defence Web.


Política