Skip to main content

Guardia empuja por escaleras a presa política Brenda Díaz: "Solo porque pidió respeto"

Brenda Díaz, mujer trans cubana, fue condenada a 14 años de cárcel por participar en las protestas antigubernamentales del 11 de julio de 2021

Actualizado: 3 November, 2022

 

La prisionera política cubana Brenda Díaz fue agredida el 31 de octubre por un guardia de la cárcel Panamá, ubicada en la provincia de Mayabeque, quien la empujó escaleras abajo, lo que le provocó un golpe en las costillas.

"Tengo mucha rabia, pues a mi hija Brenda un guardia de la prisión la lanzó por las escaleras y tiene un golpe en las costillas y eso nadie lo paga; solo porque ella le reclamó que no le faltara el respeto", escribió su madre, Ana Mary García.

La madre supo de este último acto represivo contra su hija durante una visita que le realizó en prisión el miércoles.

"Ella me cuenta que un guardia la empujó por el pecho, solo porque ella estaba parada en un lugar donde no debía supuestamente. Entonces le quitó la mano al guardia y le dijo que él no tenía ningún derecho a faltarle el respeto ni empujarla", declaró García a ADN Cuba.

Ante la reacción de la prisionera, el guardia del penal la esposó y le dijo que bajara. "En ese momento el guardia la empujó escaleras abajo y se dio un golpe en las costillas, por el cual casi no puede dormir del dolor", relató la madre de Brenda.

Ana Mari confirmó que realizará una denuncia ante el Órgano Provincial de Prisiones por este nuevo acto de violencia contra su hija.

Brenda Díaz, mujer trans cubana, fue condenada a 14 años de cárcel por participar en las protestas antigubernamentales del 11 de julio de 2021.

La joven recibe malos tratos por parte de las autoridades penitenciarias debido a su identidad de género.

También en julio su madre denunció en Facebook que Brenda presentaba un delicado estado de salud y las autoridades de la prisión demoraron su asistencia médica.

"Le reclama al guardia y este le contestó que él la llevaba a la hora que le daba la gana y tuvo que aguantar la fiebre hasta las 11 de la noche porque ya los medicamentos que le llevé se le terminaron. Por dios ¿hasta cuándo? Se están muriendo dentro de ese infierno. Libertad para mi hija ¡ya!", exigió entonces la madre cubana.