Skip to main content

Otro fracaso: régimen rebaja el “plan de turistas” a Cuba para este año

El castrismo sigue construyendo hoteles mientras el número de turistas a la isla va en picada

Image
Turistas en Cuba
AFP | Turistas en Cuba

Actualizado: 31 October, 2022

 

El régimen cubano rebajó el “plan de turistas” a Cuba este año luego de aceptar que la cifra de 2,5 millones de visitantes que se plantearon en enero era imposible de conseguir, pues su turismo va en picada. Todo ello a pesar del aumento de las inversiones en ese sector.

Según el diario Granma, vocero del Partido Comunista, el vice primer ministro del régimen, Alejandro Gil Fernández, actualizó que hasta finales de octubre habían llegado poco más de un millón de turistas a Cuba y que estimaban terminar el año con la cifra de “1,7 millones”.

“Cifra inferior a los 2,5 millones que proyectamos en el Plan de la Economía”, aceptó el funcionario del régimen.

Algunos especialistas, como el economista cubano Elías Amor, aseguraron al medio independiente CiberCuba que esta nueva cifra tampoco se haría realidad para el régimen, pues la economía global está entrando en recesión y la mayoría de las personas dejarán de viajar.

"La gente dejará de viajar para ahorrar y enfrentar una posible crisis. La economía mundial se está enfriando, por eso el ministro es demasiado optimista y se equivoca a dar cifras alocadas que no se podrán cumplir. Es mejor callar cuando no se tiene nada nuevo que decir", aseguró.

En marzo de 2022 el ministro de Turismo de Cuba, Juan Carlos García Granda, declaró que el país "no renunciaba a la meta" de recibir en 2022 cerca de dos millones y medio de turistas.

Durante el Balance Anual del Sindicato Nacional de Trabajadores de Hotelería y Turismo (SNTHT), García aseguró que el Ministerio trabajaba en la reactivación de los mercados emisores de Europa, además de potenciar la llegada de viajeros procedentes de América Latina y el Caribe. Pero la realidad es que la isla sigue dependiendo de los viajes de los cubanos residentes en el exterior.

A raíz de la pandemia de COVID-19, en los últimos dos años el turismo hacia la isla disminuyó notablemente. Otros factores como la crisis económica, política y social cubana inciden en que los turistas busquen otros destinos de “sol y playa” en el Caribe con mejores condiciones y precios.

Pero mientras cae la llegada de turistas a Cuba, el régimen sigue invirtiendo en hoteles y capacidades extrahoteleras. A inicios de octubre, tras el paso del huracán Ian y con miles de cubanos sin electricidad, el gobierno de Miguel Díaz-Canel inauguró el Hotel Grand Aston Cayo Paredón, categoría cinco estrellas, en la provincia Ciego de Ávila.