Skip to main content

Katapulk acapara alimentos para venderlos en dólares, según reportes

El régimen cubano retiró productos enlatados de las tiendas en moneda nacional para comercializarlos en dólares en las tiendas Katapulk

Image
Vehículos de Katapulk en los almacenes del Pedregal
Doralis González | Vehículos de Katapulk en los almacenes del Pedregal

Actualizado: 2 October, 2022

 

Este sábado el régimen retiró productos enlatados de las tiendas en moneda nacional para comercializarlos en dólares en las tiendas Katapulk, según denunció Doralis González, residente de la capital cubana que publicó fotografías de los vehículos de la empresa de comercio online parqueados en los almacenes del Pedregal.

Los productos, que según González incluían enlatados de atún, solo se vendieron al público el viernes, y posteriormente toda la mercancía en existencia fue retirada "para venderlo en los combos de USD", según explicó González que aseguró que muchas personas no alcanzaron a comprar alimentos. Aunque en la fotografía publicada por González solo se ven dos vehículos, esta aseguró que al otro lado del parqueo "habían más" cargando mercancía. 

"En el día de hoy 1 de octubre 2022, en los almacenes del Pedregal frente a los ojos de todos, seis paneles de la empresa Katapulk cargaron el resto del contenedor de atún que ayer entró para la venta en cup" declaró González en Facebook.

Katapulk pertenece a Fuego Enterprises Inc., una empresa de Estados Unidos activa en medios y entretenimiento, telecomunicaciones, viajes y bienes raíces, que mantiene licencia en Cuba para comercializar productos agroalimentarios, artesanales y bienes de consumo. La compañía Fuego fundada en 2004 pertence al cubanoamericano Hugo Cancio, y se le conocía hasta 2012 como Grupo para el Desarrollo de Negocios con Cuba.

"En medio de una situación como la que está atravesando el pueblo después de un huracán, dónde a muchos se le echó a perder la comida que tenían por la falta de electricidad varios días, es criminal que hagan esto", dijo González, quien aseguró que "los enlatados vendrían siendo la alternativa de muchos [para] paliar la necesidad después de la catástrofe".

En la publicación otros usuarios se unieron al cuestionamiento de Gonzalez sobre la decisión de llevarse "la mayor parte [de alimentos] para venderlo en USD". "¿Quién me puede dar respuesta de este robo autorizado al pueblo cubano? Es a la cara, ya ni se esconden", denunció.

En respuesta, la internauta Vivian Betancourt comentó que quienes toman decisiones como estas "no les importa el pueblo" y agregó que en el sistema cubano se "crean mecanismos para que se enriquezcan los que a ellos les conviene. En todas las tiendas hay tremenda corrupción y todo el mundo lo conoce, pero como los que tienen que accionar no tienen que desgastarse haciendo colas para mal comer porque todo se lo llevan a sus casas y posiblemente sin costarles ni un centavo, no se inmutan con la vida que está llevando este pueblo que para poder comerse un pedacito de pan que valga la pena tiene que pagar hasta 200 pesos por una libra". La usuaria concluyó diciendo que estaba "cansada de esta vida miserable", 

Oya Roja alegó que “eso no lo va a parar nadie” pues refiere que, según una información publicada en Cubadebate, “los gerentes de las tiendas ya le pueden poner precio a sus mercancía, menos los de primera necesidad, ya todo aquí está autorizado y no pasa nada”.

Por su parte, la usuaria identificada como Daysi Fghh expresó que “todo es una burla ante las necesidades de la población", y denunció que, aunque la misión de las brigadas de lucha contra coleros -LCC- es "proteger al pueblo", en la práctica "ha sido todo lo contrario, ya que todos son compinches", se están enriqueciendo a "la vista de todos” y “nadie hace nada porque no les conviene”.

En respuesta a otros comentarios en la publicación, el usuario Raúl García opinó que “ese dinero va a parar a los bolsillos de los dirigentes. Todo es un negocio. Te están vendiendo eso en MLC o USD y, aparte, abren una cuenta para que los de otros países les manden dinero ahí. Así que sus arcas se seguirán llenando a costa del pueblo y de otros iguales a ellos”.

En julio de 2021, la compañia Fuego Enterprises, dueña de Katapulk recibió la licencia del Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera del régimen cubano para operar en la isla. 

Fue la primera autorización de esta naturaleza dada a una compañía cuyo propietario fuese un cubanoamericano, aunque la revista OnCuba, filial de Fuego Enterprises, operaba desde años antes en la isla como medio de comunicación y agencia de viajes, con oficinas en la capital cubana.


Actualidad