Hoponopono, la paz de yo comienza ahora

El cine cubano parece siempre estar sujeto a la influencia política. La política o lo que se genera en torno a las producciones audiovisuales cubanas excita y exorciza a un gran porciento de los cineastas cubanos y críticos e intelectuales, inclusive a los cubanos de la emigración.

Películas cubanas que no hablan de política, aunque sean más sutiles en su forma “de decir” o “plantear la trama”, pasan desapercibidas, tanto por la aceptación o renuncia pública del ICAIC (Instituto Cubano de Artes e Industrias Cinematográficas), como por críticos e intelectuales, y muchos cineastas cubanos trasnochados. 

Puede creerse que se puede ser otro tipo de artista, músico, pintor, teatrólogo o bailarín, y sortear este camino agreste y pendenciero de la política artística o el arte político. Pero, acabando de ver un reciente documental, “Sueños al pairo” (32 min, Cuba, 2020, Dir: José Luis Aparicio y Fernando Fraguela), sobre el músico cubano Mike (Miguel) Porcel (La Habana 1950), me vuelvo a enterar que no es así, que inclusive los artistas que no quieren “jugar en la política” son tocados por los tentáculos de ésta.

En el documental me entero por primera vez de algunas líneas más del discurso de Fidel Castro en el año 1980, cuando se estaba produciendo el “Éxodo del Mariel”, esa frase altisonante que salió en el inicio del gran filme “Scarface” (Dir: Brian de Palma, 1983): “… No los queremos, no los necesitamos”. 

La frase comienza mucho antes: “… Es que la obra de una revolución y la construcción del socialismo es una tarea de hombres y mujeres libres, absolutamente voluntarios. Ese es este pueblo, no el pueblo de los lumpen que se metieron en la embajada del Perú. Pues esos lumpen quieren su salvoconducto, ¿qué vamos a hacer, por qué se lo vamos a negar? Quién no tenga sangre revolucionaria, genes revolucionarios, una mente que se adapte a una revolución, quien no tenga un corazón que se adapte al esfuerzo y al heroísmo de una revolución, NO LOS QUEREMOS, NO LOS NECESITAMOS…”

El documental utiliza muchas imágenes de archivo, obtenidas en general de los Noticieros ICAIC Latinoamericano. Esto no demerita la labor investigativa del realizador, es un método archiconocido de materiales como NOW, de Santiago Álvarez, o el documental de Martin Scorsese sobre Bob Dylan, “Not direction Home”. 

Por el documental pasan una gama bien elitista de músicos cubanos: Pedro Luis Ferrer, Frank Fernández, José María Vitier, Frank Delgado y Amaury Pérez (La Habana 1953). ¡Es una verdadera gozadera ver a Amaury Pérez! Y es bajo su testimonio donde se confirma la idea del inicio: “…y cuando Mike graba mi primer disco (Porcel fue el director musical del disco de 1972 de Amaury) me llamaron y me dijeron Mike es un contrarrevolucionario porque no puso ni tumbadoras ni bongoes en el disco… Y nos mandaron a un consejo de trabajo al zoológico a alimentar leones, la gente de la UJC de entonces… ¿Qué le pasa a esta gente, están locos?”. 

Mike Porcel en 1978 fundó Sintesis con Carlos Alfonso; Sergio María Vitier tocaba el teclado eléctrico. Era el año del Festival Mundial de La Juventud y los Estudiantes en La Habana. “Un año de cierta apertura, de otra manera no creo que el Proyecto se lograra materializar. La estética vocal de Carlos tenía influencia de la música norteamericana, eso era inadmisible para la dirigencia cultural”, cuenta Mike. Porcel abandona Síntesis rápidamente por desavenencias con sus compañeros.

La canción tema del Festival Mundial la compone Mike y “alguien dijo que la canción de Mike era una canción floja, para mujeres”, cuenta Amaury. “A mucha gente le pareció la canción poca combativa”, cuenta Frank Fernández. A Silvio Rodriguez, el Dios, se le encarga que componga otra canción más heroica y el disciplinado gran trovador la compone.

Mike decide irse en el Éxodo del Mariel, pero no le aceptan la salida. Es confinado en su casa y sufre actos de repudio. Mike cuenta que el “sitio” a su casa duró una semana. Entones revela algo verdaderamente significante, al menos, en este documental, y con esto que revela Mike, pone en relieve y contextualiza las figuras de esos grandes Divos de la Nueva Trova Cubana: “…en esa semana me echaron por debajo de la puerta de la casa un panfleto firmado por los integrantes del Movimiento de la Nueva Trova…”

Esos, sus compañeros, Silvio, Pablo, Sara, Noel, etc.; aunque Pedro Luis Ferrer ni Amaury Pérez estuvieron en la elaboración del panfleto. Lo que dice el panfleto puede ser leído con integridad en el documental y todo lo demás que cuenta Mike es verdaderamente infame y bochornoso.

Al final sus realizadores sacan una fina y sutil espada de Damócles y escriben: 

“las siguientes personas fueron contactadas para aparecer en este documental:

Carlos Alfonso

Silvio Rodriguez

Pablo Milanés

Argelia Fragoso

Alberto Falla”

Silvio tuvo la oportunidad de redimir su culpa en torno a Mike Porcel en el documental de Fraguela y Aparicio, pero no lo hizo, NO. Él prefiere dar entrevistas al expresidente Rafael Correa o aparecerse con el Divo Maradona, o dar conciertos gratuitos por los barrios (creyendo que sólo con eso va a aliviar y mejorar el día a día de esos moradores).

Charles Bukowski decía que Jhonny Cash no podía hacer nada por esos hombres presos que él iba a darle conciertos a la prisión, que lo mejor que se puede hacer por un hombre preso es darle la libertad y punto.

Mike Porcel parece que, en términos musicales, era muy bueno, demasiado bueno y diferente para encajar en el quehacer artístico de esa época. Mike, al parecer, quería crear a su antojo sin tema político en su arte.

Y pagó con la desidia, el ultraje, el rechazo, por ser diferente como artista. Mirando las viejas imágenes de Mike Porcel, puedo hasta pensar que Silvio le tenía envidia, Porcel era un hombre apuesto.

Mike era demasiado bueno para ellos, lo cual también me recuerda el caso de otro artista cubano que al parecer era demasiado bueno, el cineasta Nicolás Guillen Landrián. Luego, se ha dicho que “ese negro” era cleptómano y mitómano, y mariguanero y borracho; claro, ese negro era tan bueno que había que hablar mal de él y había que hacer que se fuera del país. Esos lumpen no los queremos.

El documental “Sueños al pairo” abre viejas heridas que parecen no han cicatrizado bien con el tiempo. Pero, la víctima principal de esta historia parece vivir en paz. Confiesa ha perdonado a todos, no siente rencor. Vive tranquilamente con su esposa en Miami, asilo de muchos cubanos artistas.

Esos lumpen, que casi todos los meses hacen recarga de celulares a móviles de Cuba, a sus familiares y amigos, y hacen envíos de remesas, que significan posiblemente el mayor ingreso financiero de nuestro país. A esos lumpen, Martí les pidió dinero para la causa revolucionaria, y Fidel también.

“Ese Lumpen Marielito Mike Porcel” : Más información aquí

Según un informe detallado, que publicó hace minutos la organización Cuban Prisioners Defenders (CPD), la sentencia contra el líder opositor José Daniel Ferrer, será dada a conocer el próximo 12 de marzo.

Sin embargo, este día solo se enterarán los acusados, y sus familias deben esperar hasta el 14 de marzo.

De acuerdo con testimonios recopilados por CPD de familiares y testigos que estuvieron presentes en el juicio ayer, la sala estaba conformada por:

- 3 jueces
- 1 secretaria
- 2 abogados
- 2 fiscales
- 1 periodista
- 3 camarógrafos
- 3 familiares de Roilán Zárraga Ferrer
- Los 4 acusados
- 3 familiares de José Daniel Ferrer
- Otros, muy pocos, familiares de víctima, testigos y acusados, como Maribel Cabreja Leiva
- 8 oficiales carcelarios que cada 10 minutos cambiaban turno
- El resto del público eran agentes de la seguridad del Estado

Cuentan que cuando permitieron hablar a Ferrer, este contó quién era Sergio García y el por qué de los hechos, y si bien no le dejaban pronunciar las palabras "opositores", "seguridad del Estado", "disidentes", "policía política", "régimen", dijo que él, José Daniel Ferrer, acusaba a García, a la fiscalía, a los médicos, a la seguridad del estado, a la policía política, al régimen dictatorial, al presidente del juzgado indicando que todo en todo el juicio había tomado clara parte en favor de la fiscalía y la acusación. Concluyó diciendo: “#YoSoyElQue Acusa”.

 

 

El juicio se produjo a puerta cerrada e incluso se les negó la entrada a diplomáticos que intentaron estar presentes.

El juez no aceptó como prueba el audio de la esposa de la supuesta víctima, donde ella explica que no había sido agredido, sino que se cayó de la moto debido a su estado de embriaguez.

El juicio inició a las 9 de la mañana y dentro de un Tribunal Provincial de Santiago de Cuba militarizado, se extendió por casi 12 horas hasta las 10:30 p.m.

El líder de la Unión Patriótica de Cuba fue detenido el pasado primero de octubre, tras un allanamiento ejecutado por fuerzas combinadas del Ministerio del Interior, donde no presentaron orden de detención, ni de registro, ni acta de objetos confiscados.

A finales de noviembre, Amnistía Internacional envió una carta al gobernante Miguel Díaz-Canel, solicitando que le permitieran entrar a Cuba para observar el proceso judicial al que fue sometido el líder opositor.

La organización señaló que el Comité contra la Desaparición Forzada de Naciones Unidas expresó preocupaciones sobre el caso de Ferrer y solicitó al Estado cubano información sobre su paradero, estado de salud y motivos del arresto. Tras la implicación de la ONU el régimen de La Habana permitió a la esposa de Ferrer visitarlo.

José Daniel Ferrer, de 49 años, que pasó casi ocho en prisión como parte de los 75 disidentes encarcelados en la “Primavera Negra” de 2003 fue encarcelado por el régimen cubano el pasado mes de octubre de 2019 y su familia casi no ha podido verlo.

 

Régimen dará a conocer sentencia contra José Daniel Ferrer el 12 de marzo : Más información aquí

Luis Enrique Ferrer, hermano del coordinador general de Unpacu, José Daniel Ferrer, explicó que en cinco testigos en el juicio iniciado este miércoles, desmintieron los cargos contra el opositor.

En declaración a Diario Las Américas, Ferrer contó que estas personas que fueron a testificar, dijeron que "las acusaciones son completamente falsas" y que el supuesto agredido salió de la sede de Unpacu "riéndose" y "borracho", estado en el que se encontraba cuando llegó al lugar.

El hermano del activista también aseguró que el juez no aceptó como prueba el audio de la esposa de la supuesta víctima, donde ella explica que no había sido agredido, sino que se cayó de la moto debido a su estado de embriaguez.

Por último dijo que habían tres cámaras profesionales llevadas por el régimen y que la sala estaba llena de agentes de la Seguridad del Estado vestidos de civil como si fueran público.

El juicio inició a las 9 de la mañana y dentro de un Tribunal Provincial de Santiago de Cuba militarizado, se extendió por casi 12 horas hasta las 10:30 p.m.

El líder de la Unión Patriótica de Cuba fue detenido el pasado primero de octubre, tras un allanamiento ejecutado por fuerzas combinadas del Ministerio del Interior, donde no presentaron orden de detención, ni de registro, ni acta de objetos confiscados.

A finales de noviembre, Amnistía Internacional envió una carta al gobernante Miguel Díaz-Canel, solicitando que le permitieran entrar a Cuba para observar el proceso judicial al que fue sometido el líder opositor.

La organización señaló que el Comité contra la Desaparición Forzada de Naciones Unidas expresó preocupaciones sobre el caso de Ferrer y solicitó al Estado cubano información sobre su paradero, estado de salud y motivos del arresto. Tras la implicación de la ONU el régimen de La Habana permitió a la esposa de Ferrer visitarlo.

José Daniel Ferrer, de 49 años, que pasó casi ocho en prisión como parte de los 75 disidentes encarcelados en la “Primavera Negra” de 2003 fue encarcelado por el régimen cubano el pasado mes de octubre de 2019 y su familia casi no ha podido verlo.

 

Juicio de Ferrer: testigos desmienten cargos en su contra : Más información aquí

La antigua fábrica de cocinas “Estrella Roja”, situada en el barrio habanero Sevillano, estaba vacía y abandonada cuando pasó el tornado de 2019, que dejó sin vivienda a muchas familias. El estado preparó la fábrica como un complejo de viviendas para damnificados, que se quejan de la mala terminación que tuvo la obra.

“Este fue el único edificio que Díaz Canel no inauguró, porque si viene aquí hay por lo menos 20 presos”, expresa Vilma Carrasco, una vecina de “Estrella Roja” que dice que la construcción es un desastre. “No culpo a Díaz Canel, que tal vez tenga buenas intenciones, fueron los constructores que se lo llevaron todo”.

Vilma enumera los problemas de habitabilidad, que van creciendo a medida que entrevistamos al resto de los inquilinos, en la absoluta mayoría madres, con hijos pequeños, algunos enfermos, y una embarazada a la que amenazan con desalojarla porque se metió a la fuerza en un apartamento vacío.

“No tenemos propiedad de la vivienda”, relata Vilma. “Dicen que nos la entregarán dentro de un año, y muchos trámites dependen de la propiedad, como por ejemplo el reloj contador de la electricidad, que nadie sabe aquí cual es el suyo. Todas las tuberías de agua se salen. Hay filtraciones del techo. No tenemos colchones, ni muebles, dormimos en el piso, con riesgo que los niños se nos enfermen”.

“Estrella Roja” es una construcción extraña que asemeja un bunker sin ventanas, ahora lleno de cubículos donde habitan familias con cientos de problemas existenciales, uno grave es el de las ocho mujeres con niños que andaban deambulando por la calle y se colaron en apartamentos vacíos. 

“Estoy embarazada y tengo dos niños pequeños, no tenía donde vivir y me colé en este apartamento, que tiene millones de problemas, pero al final es un techo”, dice Naomi Jaquel López Sumaquera, que ha sido amenazada de desalojo. “Aquí vino la gente de vivienda con la policía, a sacarme, pero no pudieron porque estaba embarazada. A otras mujeres con niños las han sacado, pero se colaron nuevamente y dicen que de ahí nadie las saca”.

Otra madre colada en un apartamento es Elizabet Camejo Soroa, que dice vivir con miedo a que vengan y la saquen para la calle.

“Aquí vino Reglita, funcionaria de vivienda municipal, y nos amenazó que iban a traer al DTI, a Enfrentamiento, a la policía y a los Boinas Negras, para sacarnos. Todas las familias que viven en “Estrella Roja” somos mujeres solas con sus hijos, que no tenemos donde vivir y nos hemos colados en los apartamentos por necesidad. En mi caso, porque mi madre murió después de 28 años trabajando en una microbrigada para ganarse una vivienda y nunca se la dieron. Cuando fui a buscar su expediente me dijeron que se había perdido, que debía continuar viviendo en el albergue y abrir un expediente nuevo. ¡Te imaginas! 28 años más esperando que me den una vivienda.

Uno de los casos más sobrecogedores es el de Yesleidys Pérez Hernández, madre de seis hijos, que fue desalojada recientemente y sus pertenencias arrojadas a la calle.

“Delante de mis seis hijos, que lloraban al ver aquello y no les importó. Me colé de nuevo, de aquí no hay quien me saque. No tengo donde vivir y no puedo trabajar, por mis enfermedades. Ojalá se aconsejen y nos dejen tranquilas”.

Gretel de la Caridad Céspedes, madre de un pequeño de tres años, estuvo viviendo en una bodega hasta que la gente de comercio Interior la sacó con la policía. Se coló en “Estrella Roja”, implora al estado que se conduela con ella y su hijo, y que le den la vivienda que ha ocupado ilegalmente. 
“El apartamento está mal hecho y hay inundación permanente en el baño, los albañiles se llevaron las pilas, además del cemento, las paredes son de arena, si intentas clavar un clavo para colgar un cuadro se cae el pedazo, también hay problemas en el techo, las tejas están despegadas y cuando llueve esto se vuelve un rio porque no hay drenaje. Pese a eso, es mejor que la bodega”.

Daniela Belkis Hernández Daymar, madre de dos niños y también colada en “Estrella Roja”, ruega también la piedad del estado para que las dejen allí. Igual se queja de la construcción y del techo, de las tuberías rotas, la falta de ventilación, de iluminación y desagüe, “pero es mil veces mejor que estar en la calle”, enfatiza.

Otra colada, Isachi Gómez García, madre de tres niños, vivía acogida en una logia hasta que decidió agenciarse por cuenta propia una vivienda.

“Somos mujeres abandonadas por sus maridos, por sus padres, por sus hermanos, que andamos a rastro con nuestros hijos sin tener donde vivir. Si dimos este paso tan grande es porque necesitamos un lugar donde educar a nuestros hijos, para que no pasen lo que sufrimos nosotras. Ojalá el estado se conmueva y nos ayude a vivir en paz”.

Ojalá el estado nos ayude a vivir en paz : Más información aquí

Últimas noticias

Venezuela

MIAMI PRONÓSTICO DEL TIEMPO

La Descarga

Cultura

  • El documental “Sueños al pairo”, dirigido por José Luis Aparicio y Fernando Fraguela, sobre el músico cubano Mike Porcel, demuestra que, en Cuba, inclusive los artistas que no quieren “jugar en la política” son tocados por los tentáculos de ésta ...
  • Senel Paz es guionista de importantes obras de la cinematografía isleña como Una novia para David (1985) y Fresa y chocolate (1993). Prats fue productor de varias películas animadas ...