"Use audífonos"

La desidia ha ido dejando languidecer esta obra de arte arquitectónica que fue concebida como un proyecto experimental por el célebre arquitecto Antonio Quintana.
Duele ver su agonía que pone en peligro a quienes lo habitan...
Esos que un día pensaron que estaban viviendo en uno de los lugares más hermosos del mundo, con una vista envidiable y una privilegiada situación geográfica.
Como un enfermo terminal que muestra impúdicamente sus heridas, lamido por el salitre, arañado por el abandono, está hoy esa mole.
Son dos bloques de 17 pisos de apartamentos vinculados por una torre de elevador y las secciones de escaleras.
Fue allí donde por primera vez en Cuba se utilizó el sistema de Moldes Deslizantes en viviendas de altura.
Sí, es terrible verlo resquebrajarse y venirse abajo, y sus habitantes piensan que no soportará el embate de un nuevo huracán...
También duele comprobar que a su alrededor se construyen nuevos edificios, seguramente para el turismo.
Girón queda ahí, como el mal recuerdo de las cosas edificadas por el voluntarismo y el triunfalismo de un sistema que igual se descascara y se desmorona.

Créditos

ADNCuba

Fotografía:

Helman Avellé

William Baró

Texto:

Ramón Fernández-Larrea

Mezcla de sonido:

Yenier Martinez

Voz en OFF:

Yaima Pardo

Comparte el artículo

En F y Malecón, en el barrio de El Vedado, se encuentra el edificio Girón
Aún esbelto, se yergue en F y Malecón, en el barrio de El Vedado, el edificio Girón, inaugurado en 1967, pero herido de muerte 52 años más tarde.