Nuevas medidas no incluyen importaciones con carácter comercial ni de materias primas
La ausencia de un mercado mayorista ha sido reconocida por economistas, trabajadores y funcionarios como uno de los grandes frenos para el desarrollo de los negocios particulares en Cuba
Zona Especial de Desarrollo Mariel, Cuba. /Foto: Canal Caribe
 

 

Entre las medidas económicas anunciadas recientemente, un aspecto llamó la atención y generó un gran número de interrogantes y expectativas: la posibilidad de que personas naturales realicen importaciones a través de empresas estatales designadas para estos fines.

La ausencia de un mercado mayorista ha sido reconocida por economistas, trabajadores y funcionarios como uno de los grandes frenos para el desarrollo de los negocios particulares en Cuba. De ahí que la nueva medida fuera vista como una posibilidad para suplir por la vía de la importación la carencia de materias primas e insumos que necesitan los cuentapropistas para el desarrollo de sus emprendimientos.



En la Mesa Redonda de este jueves, Vivian Herrera, Directora General de Comercio Exterior del Ministerio de Comercio Exterior, explicó que “los productos que se podrán importar en esta primera etapa son de la misma familia de los que se estarán vendiendo en las tiendas”, es decir productos electrodomésticos y electrónicos, ciclomotores eléctricos y piezas de vehículos.

De esta manera, se circunscribe la importación a artículos de consumo que solo podrían favorecer a tipos de negocios específicos (cafeterías, hostales, taxis) mientras que otros sectores importantes como la agricultura, las construcciones y algunos servicios, no podrán beneficiarse directamente de esta medida.  

Por su parte, la Ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz, aclaró que por el momento tampoco es posible la importación de materias primas que necesitan los cuentapropistas.

 

 

Un estudio publicado recientemente por la agencia consultora AUGE muestra que, entre los productos más importados por los cubanos desde EEUU o comprados procedentes de ese país, una parte importante corresponde a materias primas e insumos necesarios para negocios particulares.

/Infografía: AUGE. Oniel Díaz Castellanos. Facebook.
/Infografía: AUGE. Oniel Díaz Castellanos. Facebook.
/Infografías: AUGE. Oniel Díaz Castellanos. Facebook.

Con esta limitación, el Gobierno cubano no solo deja de captar una importante cantidad de dólares que son destinados a la compra de estos productos fuera de frontera, sino que también pierde la posibilidad de contribuir al desarrollo de uno de los sectores más dinámicos y con mayor potencial en la economía cubana.

Asimismo, tampoco es posible por el momento la importación con carácter comercial con fines de venta minorista, ni de productos que hoy se encuentran prohibidos de acuerdo con las normas aduaneras vigentes en la Isla.



El mantenimiento del monopolio exportador estatal que se refuerza con estas medidas y estos límites a las importaciones de las personas naturales a través de empresas estatales son la base de muchos de los cuestionamientos que han acompañado a estas nuevas regulaciones. Según el economista cubano Mauricio de MirandaAl parecer, el gobierno cubano prefiere seguir apostando a las transferencias unilaterales de recursos desde el exterior y no a la creación de la riqueza nacional mediante el trabajo productivo de la sociedad”.

No obstante, la Ministra de Comercio Interior apuntó en su intervención que las medidas son graduales y que siguen estudiando estas cuestiones y otros temas que se podrán ir incorporando en la medida en que se consoliden estas primeras acciones.