14 días ingresados frente a la morgue: "si no nos sacan iremos a huelga"
Ya suman 14 los días de espera de Yamila Chávez en el Hospital Provincial “León Cuervo Rubio”, de Pinar del Río sin que le den respuesta, a ella y otros tantos, sobre su estado de salud, resultado de exámenes.
Cubanos ingresados por COVID-19: a huelga
 

Reproduce este artículo

La sala habilitada para enfrentar la pandemia del coronavirus en el Hospital Provincial “León Cuervo Rubio”, de Pinar del Río, provoca cualquier reacción menos la de tranquilidad y confianza en la “potencia médica” que dice ser el régimen cubano. Luego de varios días entre el miedo a contagiarse y las pésimas condiciones del centro, la decisión de la joven Yamila Chávez fue contactar con ADN Cuba para denunciar el caso.

Para empeorar, relata la joven cubana, "nos pasaron para otra sala que esta al frente de la morgue, y el mal olor no nos deja vivir, el calor, los mosquitos, estamos ligados con los hombres, estas en el baño y puede llegar un hombre y abrir la puerta". Detalla que personalmente vio pasar a la subdirectora: "y la llamé, para que me diera una explicación y nos dijo que ella no podía venir, eso fue por la ventana".

Ante la falta de respuestas claras y la desesperación, la fuente explica que "las personas van a esperar a mañana a ver qué alta llega y quedamos en que si no llegaba nada, a las 3 de la tarde comenzábamos con la huelga y hacíamos el video".

Los ingresados de estas salas no aguantan más. Por su parte, Yamila Chávez, ingresada en la sala habilitada para los sospechosos de coronavirus había dicho anteriormente a ADN Cuba que en este centro, según lo que ha visto, “los médicos y las enfermeras se cuidan mucho. Yo veo pasar dos veces al día a una persona con ropa limpia para ellos: pantalón, blusas, zapatos, nasobucos (mascarillas), gorros, protectores plásticos, y también usan guantes”. 

No obstante, la situación de los ingresados, que ella la está viviendo, la ve muy distinta: Llevamos 10 y 14 días aquí y nadie nos da respuesta, esto esta lleno de policías por todas partes, somos 15 personas para un solo baño sin puerta, y ligados hombres y mujeres.
 

Al Director del Hospital tampoco lo vio sino por una ventana: "él iba caminando y una persona me dijo ´ese es el director´. Y yo lo llamé, al lado mío se pararon varias personas, le pregunté si el nos podía dar alguna explicación sobre lo que estaba sucediendo, su respuesta fue que el no podía hacer nada porque eso era mal manejo de La Habana. Yo le respondí: ¿cómo que usted no puede hacer nada? Y para qué usted está en este hospital sino es para resolver los problemas".

Todo esto provocó una querella entre la paciente y el doctor, así como una embarazada que espera sus resultados. "Me dijo falta de respeto, y que el conmigo no tenía nada de que hablar, luego una muchacha embarazada que lleva 16 días aquí esperando igual que yo le dijo: ´señor yo llevo 14 días aquí y usted no me ha dado una respuesta, ¿qué va hacer? Y él le respondió riéndose que le iba a traer un cake para celebrar los 15 días". 

Más allá de estos desencuentros que Yamila califica como falta de respeto, trascendió que "hay un evento como dicen ellos de personas de La Palma, que se enfermaron en el Mariel, y los están priorizando".

"Todo el que llegue aquí de La palma que sea contacto de esas personas del Mariel, sale el resultado rapidísimo", precisa la fuente. 

Aclara que no tiene nada contra los trabajadores en la primera línea, sus críticas se enfocan en el sistema que perjudica tanto a los pacientes y sospechosos, como a sus profesionales sanitarios.

Anteriormente, la joven, hija de una doctora que salió del sistema de salud, había referido a nuestra redacción, que las condiciones del centro hospitalario “eran pésimas”. En un nuevo intercambio con ADN detalló que “desde hace una semana hay un solo médico en la sala”.

“Un médico y tres enfermas para 30 pacientes”, precisó; especificando además que “la comida que le dan es la misma que a los pacientes, malísima, para tantas horas de trabajo, necesitan alimentarse”, agregó.

En el encuentro del Consejo de Defensa habanero del día 18, el vicepresidente del CDP, Reinaldo García Zapata, hizo referencia a la situación de “incremento de casos sintomáticos sin fuente de infección demostrada en el municipio Diez de Octubre", ante lo cual se determinó el cierre de nueve manzanas en el consejo popular Lawton, que incluyen 629 viviendas”. 

Este sábado, el doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (MINSAP) de Cuba, informó que desde el inicio de la pandemia en la Isla se han reportado 252 pacientes de la COVID-19 en los cuales no se precisa la fuente de infección.

Debido a la difusión de casos cuya forma de contagio se desconocía, a inicios de abril el régimen cubano decretó la fase de “transmisión autóctona limitada” de la COVID-19.

Mgid