Natalia Barulich: la rompecorazones de origen cubano
Barulich es de una perfección extraña por la belleza que irradia hasta cuando parece estar distraída. Ya pasó de Maluma; dicen los que saben que ahora su presa es Neymar
 

Reproduce este artículo

¿Cuál es el encanto de Natalia Barulich o el hechizo que lanza sobre los hombres para dejarlos boquiabiertos y someterlos a su voluntad, como simboliza una reciente portada de la prestigiosa revista BAZAAR?

Corre el rumor de que la modelo cubano-croata es la pareja del astro brasileño Neymar, por las fotos que circulan de ambos, en las que se nota un aire de intimidad y deseo que los convencionalismos de la moda y la alta sociedad no han podido disimular del todo. ¿Será cierto? Nadie puede saberlo con certeza, aunque todas las revistas que saben de estas cosas lo dan por sentado.

Si no lo fuera, cualquiera entendería a Neymar y al “difunto” Maluma, su novio hasta el año pasado. Barulich es de una perfección extraña por la belleza que irradia hasta cuando parece estar distraída, y acaso no se deba tanto a eso, es decir, a que es una mujer hermosa, si no a la combinación de la vivacidad caribeña con el magnetismo balcánico. De seguro ahí está su secreto.  

Con sus casi tres millones de seguidores en Instagram, se ha posicionado como una de las modelos más codiciadas en la actualidad. A lo largo de su carrera ha posado para reconocidas marcas como Maxim, Guess y L'Officiel, además de ser la cara de prestigiadas revistas, entre ellas BAZAAR y GQ.

Nació en Los Ángeles en 1992. A los cinco años comenzó su formación como bailarina de ballet. De la danza dio el salto al mundo de la moda. Ganó fama tras aparecer en el videoclip de Britney Spears Work Bitch, en el que apareció bajo el azote de la princesa del pop.


Aquel fue un primer contacto con el mundo de la música que poco después fue su siguiente paso profesional. Desde hace cuatro años forma un dúo artístico de pinchadiscos con su amiga la colombiana Esther Anaya. Bajo el nombre de Atmsphre o Natalia&Esther, el dúo de DJs latinas realizan sesiones en las que combinan violín en directo (tocado por Esther) y voz, ya que Natalia también canta.

Basta echar un vistazo a sus publicaciones más antiguas en Instagram para comprobar que Natalia Barulich ha disfrutado de una vida de lujos mucho tiempo antes de conocer a Maluma o Neymar. Además de haber triunfado como modelo, es hija de un importante industrial de Zagreb (Croacia) que la crio con todas las comodidades mientras ella se preparaba para ser bailarina.

Estancias en playas paradisíacas, hoteles lujosísimos, oro y plata por doquier, la ropa más fina de las casas más exclusivas de París, Londres y Nueva York y, claro está, dos novios que envidiarían hasta mujeres tan famosas como ella… la vida de Barulich parece un viaje continuo a las estrellas, un desenfreno de glamour al que solo acceden pocos en este mundo.