Cuba espera por reapertura de negociación con la MLB 
Suscribieron este martes en la sede del Instituto estatal de deportes (INDER) en La Habana, el italiano Riccardo Fraccari e Higinio Vélez, presidentes de la WBSC  y de la Federación Cubana de Béisbol.
Cuba espera por reapertura de  negociación con la MLB 

 

Las autoridades deportivas cubanas han apostado a la Confederación Mundial de Béisbol y Softbol (WBSC,siglas en inglés) para que las represente en las contrataciones de los jugadores cubanos en las ligas extranjeras, incluidas las Grandes Ligas de Estados Unidos.

Ese mensaje parece desprenderse del acuerdo que suscribieron este martes en la sede del Instituto estatal de deportes (INDER) en La Habana, el italiano Riccardo Fraccari e Higinio Vélez, presidentes de la WBSC  y de la Federación Cubana de Béisbol.

“Se trata de algo histórico porque abre un nuevo camino para Cuba, para el desarrollo del béisbol, así como posibilidades para que los atletas de la Federación Cubana participen en otras ligas”, expresó Fraccari a periodistas .

Vélez calificó el trato como determinante para el futuro de nuestro béisbol: “Tenemos que buscar vías alternativas para la contratación de jugadores, para nuestro desarrollo, para el intercambio tecnológico, para que nuestros entrenadores vean otro horizonte…”, declaró según Jit el sitio oficial del Inder.

Frima de acuerdo entre FCB y WBSC

“Estoy convencido de que en algún momento se reabrirán las conversaciones con la Major League Baseball  pero mientras tenemos que buscar vías alternativas… Necesitábamos una organización internacional que nos representara, por eso es muy importante la firma de este acuerdo, señaló Vélez.

 

Analistas estiman que el acuerdo con la MLB podría descongelarse luego de finalizado el mandato de Trump en 2020, o 2024.

El protagonismo de Vélez en este acto parece reafirmarlo al frente de la Federación Cubana tras una ola de criticas que exigían su renuncia tras la mala actuación de la selección mayor cubana en los Juegos Panamericanos de Lima y en confrontaciones internacionales previas que hizo rodar la cabeza del comisionado Yosvani Aragón

Algunos expertos estiman que a última instancia el ex manager de Santiago de Cuba  es un funcionario confiable para las altas instancias del gobierno y que cumple con una tarea del Partido Comunista con el béisbol que es un “arma política de la revolución”  desde que Fidel Castro abolió el profesionalismo en 1961, pero que se está reacomodando al “neoprofesionalismo”.

En abril pasado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, canceló un acuerdo de contrataciones entre la Federación Cubana y la MLB al negar que la entidad cubana fuera una “organización no gubernamental” por lo que el gobierno de La Habana se beneficiaría con altos ingresos monetarios. Congresistas cubanoamericanos del sur de La Florida  dijeron que esa connotación era confirmada por la presencia de un hijo de Fidel Castro al frente de las negociaciones con la MLB.

No se conocieron detalles más específicos de este acuerdo. 

Las contrataciones de jugadores cubanos en el exterior tampoco es una novedad pues desde hace algunos años el gobierno se vio forzado a flexibilizar esas incursiones como una vía también de atenuar las fugas. 

Su llamada “reforma migratoria” se ha aprovechado no sólo por los del  “alto rendimiento”. Padres de niños y jóvenes peloteros de las EIDE y ESPA y del sistema beisbolero en general del país, toman rumbo al aeropuerto cada vez más, con República Dominicana como destino preferente, en sus ansias lógicas de asegurarse un futuro.

No se descarta que durante la presencia de Cuba en el grupo C del Premier 12 en Seúl, se concreten ya las primeras negociaciones para jugadores cubanos en la Liga Profesional Sudcoreana. No olvidar que la moderna pizarra electrónica instalada en el estadio Latinoamericano es una donación de uno de los más importantes clubes de la nación asiática.

El convenio entre la FCB y la WBSC  prevé la cooperación para la construcción de instalaciones, la formación y capacitación de especialistas, intercambio académico, y  la medicina del deporte.