Comedores para ancianos comenzaron en el 2021 sin "plato fuerte"

Los comedores del Sistema de Atención a la Familia (SAF) comenzaron el año sin plato fuerte para los ancianos del municipio Quivicán en Mayabeque, a pesar de los precios abusivos de las comidas
Comedores para ancianos comenzaron en el 2021 sin "plato fuerte"
 

Reproduce este artículo

Los comedores del Sistema de Atención a la Familia (SAF) comenzaron el año sin plato fuerte para los ancianos del municipio Quivicán en Mayabeque.

A pesar del alto precio que deben pagar ahora los beneficiados, entre 8 y 13 pesos cubanos, las autoridades de ese territorio tuvieron problemas con los suministros.

Esteban Mesa Pino, especialista principal Comercio y Gastronomía en Quivicán, dijo a la televisora estatal de esa provincia que:

“Tuvimos dos días con una situación crítica con el plato fuerte que se resolvió de inmediato gracias a que hicimos contrato con Derivados, que nos está poyando con el SAF abasteciendo con picadillo de res, un poquito de subproducto, mortadela y gracias a eso pudimos rebatir esos días de desabastecimiento”.

La escasez de alimentos en Cuba en los últimos años se acentúo con la llegada del coronavirus a la isla en marzo del 2020. Las personas que asisten a estos comedores no poseen los ingresos para enfrentar los precios que rigen el mercado cubano, donde todo ha alcanzado costos astronómicos luego del anuncio de la “Tarea Ordenamiento”.

Recientemente un anciano de 85 años afirmaba que solo podía pagar una de las dos comidas. Para él los precios son elevados y por eso solo almuerza, además la comida es muy poca.

“Hace falta que bajen un poco los precios y den más comida porque dan muy poquito” dijo José Gallén Guerra a periodistas del portal estatal Cubadebate.

 

 

Comedores sociales vacíos ante incremento de precios

El aumento del costo de los alimentos en los comedores sociales ha provocado que varios comensales no accedan a ellos porque las pensiones no podrán cubrir este gasto de conjunto con otros como la canasta básica o los medicamentos que precisan estos enfermos.

En la primera semana de enero solo el 76 por ciento había ido a recoger la comida, siendo la provincia de Ciego de Ávila y el municipio especial Isla de la Juventud los de menor asistencia con un 49 por ciento. Mientras en Cienfuegos solo fueron a comer el 53 por ciento de los censados y en Las Tunas el 56 por ciento y en Santiago de Cuba solo el 57. 

Según la ministra del Comercio Interior Betsy Díaz Velázquez, en el espacio oficialista Mesa Redonda, el aumento de las pensiones cubre este gasto, aunque la realidad demuestra lo contrario.

Según datos oficiales ofrecidas existen 77 mil 661 personas que asisten a las 1445 unidades del Sistema de Atención a la familia en todo el país. Entre las estadísticas se sitúan unos 36 mil 298 jubilados, 6 mil 251 con discapacidad y 12 mil 773 por la asistencia social.