Skip to main content

Familia canadiense descubre que el cuerpo de su padre fallecido en Varadero fue enterrado en Rusia

Las autoridades cubanas equivocaron los cadáveres y enviaron a joven ruso a Canadá y al turista canadiense a Rusia, donde fue enterrado

Image
Familia canadiense en 2021
Facebook | Familia canadiense en 2021

Actualizado: Fri, 04/26/2024 - 08:32

La familia de Faraj Allah Jarjour, un hombre canadiense de 68 años que falleció cuando estaba de vacaciones en Varadero, en marzo pasado, informó que el cuerpo de su padre fue enterrado en Rusia por un error en la repatriación cometido por las autoridades cubanas.

Según reportes de prensa, Faraj, que murió de un paro cardíaco mientras nadaba en el balneario cubano, fue confundido y enviado a Rusia, mientras otro cadáver, el de un ruso 20 años más joven que el canadiense, fue repatriado a Canadá.

La familia de Faraj fue quien se percató de la confusión y lo denunció a nivel internacional. Ahora confirmaron que su padre había sido enterrado en un cementerio en las afueras de Moscú, la capital rusa.

La información indica que las autoridades canadienses comunicaron a la familia Jarjour que los restos de su padre fueron enterrados por error en territorio ruso.

Tras descubrirse la equivocación, el cuerpo de Faraj Jarjour será exhumado y repatriado a Canadá.

Esta semana el canciller del régimen cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, calificó como “desafortunado incidente” el desacierto de Cuba al enviar a una familia canadiense los restos de un turista ruso en lugar de los de su familiar.

“Autoridades cubanas investigan el hecho para esclarecerlo. Trasladé disculpas y sentidas condolencias a familiares y allegados del fallecido”, dijo el funcionario castrista en X.

La familia, asentada en Canadá, denunció la semana pasada a la prensa local que las autoridades cubanas repatriaron el cuerpo de un desconocido para el funeral de Faraj Allah Jarjour.

Luego de pagar más de 7 mil dólares americanos para que el cuerpo de su padre fuera repatriado a Canadá, los hijos informaron que este fin de semana les había llegado el cadáver de un hombre ruso 20 años menor que su padre.

La familia contó que el viernes pasado se esperaba la llegada al aeropuerto de Montreal-Trudeau de los restos del padre, pero, al abrir el ataúd, la familia se encontró con una escena desgarradora: el cuerpo que yacía dentro no era el del señor Jarjour.

Tras el trágico error, debido a una desacertada actuación de las autoridades cubanas, la familia canadiense señaló que les tocaba ser “pacientes” por la resolución positiva del caso, pues la situación se salía de sus manos.


Actualidad