Padre de niña fallecida en derrumbe sale a las calles para pedir justicia
"Los niños nacieron para ser felices no para morir en los derrumbes. Justicia para mi hija. Lisnays Valdés tan sólo 11 años", dice el cartel
 

Reproduce este artículo

Padre de niña fallecida en derrumbe sale a las calles para pedir justicia

 

Félix Modesto Valdés, padre de una de las niñas fallecidas el pasado 27 de enero por el derrumbe de un balcón en el barrio Jesús María de La Habana Vieja, salió este viernes con un cartel a las calles para exigir justicia.

"Los niños nacieron para ser felices no para morir en los derrumbes. Justicia para mi hija. Lisnays Valdés tan sólo 11 años", dice el cartel.

En declaraciones a ADN Cuba, Valdés explicó que "hace 24 días que mi niña falleció y nadie de este país, nadie de este gobierno ha sido capaz de acercarse a ninguna de las tres familias. Con este cartel voy a caminar las calles pidiendo justicia para mi hija y lo repito: no me importa lo que me pase porque es mi hija,  si me matan me van a hacer un favor, si me encierran voy a hacer que me maten y si me desaparecen apareceré como el ave fénix".

Félix Modesto se encuentra en este momento caminando por varias calles de La Habana, e incluso por algunas construcciones en peligro de derrumbe, como señal de protesta.

"No entiendo cómo pudieron invertir tantos millones en la cúpula del Capitolio con estos edificios cayéndose.  Solo piensan en ellos", agregó.

A finales de enero, familiares de las tres niñas fallecidas denunciaron que el gobierno les ofreció 350 pesos (12 dólares) de indemnización por este lamentable caso.

Desde el primer momento, ADN informó sobre el derrumbe, y confirmó las muertes de las niñas María Karla Fuentes y Lisnavy Valdés Rodríguez, y Rocío García Nápoles, por medio de un video emitido desde el propio lugar por un vecino que recorrió las calles adyacentes al lugar y habló con personas sobre el accidente.

Paparazzi Cubano, como se hace llamar el responsable del vídeo, recorrió las calles, mientras transmitía en directo por medio de su teléfono celular, y los vecinos le confirmaron que, en efecto, se trató de tres niñas que murieron en el accidente, dos de ellas ahí mismo, y la tercera en el hospital.

De hecho, durante la transmisión, comentó que más bien las autoridades cubanas habían cercado las cuadras adyacentes al lugar del accidente, tratando de evitar no solo que curiosos penetraran el perímetro, sino que personas como él grabaran imágenes sobre el hecho.

Posterior a esto, cubanos de a pie han comenzado a denunciar en las redes sociales lugares en La Habana donde se observan edificios, casas o estructuras frágiles que pudieran causar muertes.

Otras iniciativas llaman a las personas a reportar esos lugares para realizar una especie de inventario ciudadano sobre los sitios que representan un peligro.

Actualización: Félix Modesto Valdés pudo llegar hasta la calle Galeano y allí fue detenido por la policía.