Grupo hotelero Islazul responde a críticas sobre discriminación de personas trans en sus instalaciones

El pasado martes circuló en las redes cubanas una denuncia hecha por Chirly Morenza, integrante de la red TransCuba, a propósito del discriminatorio "Manual de normas Organizativas y de funcionamiento de la sala de fiesta La Terraza" del hotel Pernik, en Holguín.

El documento prohibía el acceso a "las compañeras y compañeros transexuales en su carácter de transformen" (sic) asegurando que "no coinciden en su apariencia con los documentos legales por lo que ocultan su verdadera identidad".

Tras la denuncia realizada en la web Entre Diversidades por la violación que esto representa a los derechos de la comunidad trans y al principio de igualdad y no discriminación manifestado en el artículo 42 de la Constitución cubana, activistas de la comunidad enviaron una queja al Ministerio del Turismo para alertar sobre tales sucesos.

Texto de la denuncia al MINTUR
Texto de la denuncia al MINTUR

A la querella respondió Doralis Velazquez Silega, presidente del grupo hotelero  Islazul, asegurando que la empresa "ha adoptado las medidas organizativas para enmendar el reglamento interno de la entidad que fue modificado a partir de decisión unilateral del Director de la instalación, no asesorándose adecuadamente lo que provocó, a pesar de no tener intenciones de dañar o lacerar, el malestar en los clientes que acudieron a la instalación".

El documento agrega que "no tiene justificación la aptitud asumida por dicho directivo quien no tuvo en cuenta el trabajo realizado por la propia instalación, desde el año 2014 al servir de sede de numerosos eventos de la comunicad LGBTI, algunos de ellos organizados por el Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX)".

Velazquez también asegura que, tomando como procedente este hecho, se proponen revisar los reglamentos y manuales de normas organizativas y de funcionamiento de las instalaciones hoteleras, asegurando así que no vuelvan a repetirse estas situaciones.

El comunicado oficial concluye reafirmando el apoyo del grupo hotelero a la defensa total de los derechos de la Comunidad LGBTI como miembros activos de la sociedad cubana, destacando que merecen ser tratados con respeto como cualquier otro ciudadano.