Régimen impidió a médico 'desertor' entrar a Cuba para ver a su madre antes de morir

El especialista de medicina familiar y medicina interna, emigró a ese país solo a través de España, y le tomó dos años aprobar los exámenes de equivalencia para ejercer
médico cubano
 

Reproduce este artículo

El médico cubano Ernesto Alonso, quien trabaja en Portugal desde 2012, fue impedido por el régimen para entrar a Cuba y no pudo ver a su madre antes de morir.

Según el sitio Life, el especialista de medicina familiar y medicina interna, emigró a ese país solo a través de España, y le tomó dos años aprobar los exámenes de equivalencia para ejercer.

"Cuando cayó el Muro de Berlín, con perestroika, glasnost, todo eso, el campo socialista dejó de existir. Y sin la Unión Soviética y el bloqueo estadounidense, nos quedamos sin recursos. No me molesté con el sistema político, sino con la economía. No podía mantener a mi familia ”, explicó.

Alonso recuerda cuando en 2017 llegó a la isla porque su madre estaba muriendo y no le permitieron entrar.

"Me dijeron: Eres un desertor, no puedes entrar aquí. Mi hijo estaba al otro lado de la aduana (...) Pude traer a mi hijo y a mi padre hace dos años. Dos meses después, mi padre se cayó, se golpeó la cabeza, tuvo hemorragias y eso es todo. Murió en enero de 2018", agregó el médico.

Ernesto no ha conseguido la estabilidad soñada en Portugal. De acuerdo con ese medio, alterna sus deberes quincenales en los servicios de emergencia del Centro de Salud Pico y en Santo António (Oporto), como trabajador temporal. 

 

 

 

Cuando los galenos abandonan una misión, el régimen cubano  los castiga con una prohibición de entrada al país durante 8 años.

Precisamente este martes 24 de diciembre, investigadores, autoridades y afectados denunciaron en Washington las condiciones esclavistas que sufren los médicos vinculados a las misiones cubanas, que advirtieron benefician al gobierno de la isla.

Durante la conferencia "La Oscura Realidad detrás de las Misiones Médicas Cubanas", convocada por la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Fundación Memorial de Víctimas del Comunismo, se analizó el caso de los galenos cubanos, en especial en Brasil, de donde fueron retirados por La Habana luego de que el presidente Jair Bolsonaro exigiera el pago de mejores salarios y una prueba de capacidades. 

Ramona Matos Rodríguez, una médica que desertó del programa "Más Médicos" en Brasil, a donde fue trasladada después de su paso por Bolivia, contó cómo denunció el "trabajo esclavo de los médicos cubanos" ante el Congreso de ese país, donde permaneció entre finales de 2013 y comienzos de 2014.

En los últimos meses, los profesionales cubanos han abandonado Bolivia y Ecuador, así como Brasil, de donde La Habana retiró a sus médicos a finales de 2018 ante las amenazas de Jair Bolsonaro -entonces presidente electo- de cancelar el programa "Más Médicos" si la isla no aceptaba unas nuevas condiciones, entre ellas que los doctores cobraran su salario íntegro.