Emigrados cubanos exigen un corredor de vuelos humanitarios

Exiliados cubanos lanzaron una petición en la plataforma change.org para exigir al régimen cubano la apertura de un corredor de vuelos humanitarios para llevar ayuda a la isla.
Emigrados cubanos exigen un corredor de vuelos humanitarios
 

Reproduce este artículo

Exiliados cubanos lanzaron una petición en la plataforma change.org para exigir al régimen cubano la apertura de un corredor de vuelos humanitarios para llevar ayuda a la isla.

La petición ya acumula casi 200 firmas desde su lanzamiento por parte del Feministas cubanas. Los destinatarios de tal propuesta son el presidente designado Miguel Díaz-Canel Bermúdez, la Presidencia de Cuba, los ministerios de Relaciones Exteriores y del Interior y el Consejo de Estado y de Ministros del país.

Las causas que motivan la iniciativa son la marcada escasez de productos y medicamentos en Cuba, acrecentada por la crisis provocada por la pandemia del coronavirus. Los emigrados desean el corredor para poder viajar al país con los productos necesarios y sin restricciones aduanales. 

“Ante la grave crisis sanitaria, de escasez de medicamentos, alimentos y productos de aseo en Cuba, causada por la deteriorada situación económica del país y la pandemia Covid-19, y agravadas por las sanciones unilaterales que pesan sobre el país y que limitan el envío de remesas:

Exigimos al Gobierno de Cuba que abra un corredor de vuelos humanitarios para que cubanos residentes en el exterior podamos viajar a Cuba y entregar productos de primera necesidad, sin restricciones aduanales, previa presentación de pruebas de estar vacunados contra la Covid-19.

Las autoridades cubanas tienen suficientes capacidades organizativas para implementar un protocolo para el ingreso de personas vacunadas.

Las tasas de vacunación en los Estados Unidos, y especialmente en Miami-Dade County donde se concentra la mayor comunidad cubana fuera de la isla, superan actualmente el 40% y las personas vacunadas reciben un carnet de vacunación emitido por el CDC (Control de Enfermedades Contagiosas). Ante el rápido avance de la vacunación en Estados Unidos, la Unión Europea ha anunciado que pronto permitirá viajes no esenciales desde este país”, expresa el texto.

También resaltan las restricciones de vuelos que el gobierno impuso para frenar la pandemia, que reporta los números más altos desde su inicio en marzo de 2020.

“Las aerolíneas Southwest, JetBlue y American actualmente están vendiendo pasajes a Cuba, pero las autoridades cubanas no permiten la entrada de estos vuelos, negando el derecho de ciudadanos cubanos a regresar al país en medio de una crisis humanitaria”, señalan.

Resaltan además que Cuba permite la llegada de vuelos procedentes de Rusia, con el fin de recaudar divisas, a los principales polos turísticos del país, a pesar de que varios turistas rusos han resultados enfermos por COVID-19.

Peticiones online; recurso de la sociedad civil cubana

A través de las peticiones en la plataforma change.org los cubanos hacen presión desde Internet para lograr cambios en Cuba.

De esta manera muestran también su descontento con las políticas aplicadas por el castrismo y proyectan una sociedad más equitativa y justa.

Una de las últimas peticiones fue para apoyar el proyecto de ley de reunificación familiar impulsado por los congresistas cubanoamericanos María Elvira Salazar y Mario Díaz-Balart.

"(...) Solucionar las demoras que suman años de espera de la reunificación familiar Cuba-Estados Unidos y también la gestión de la activación del programa de libertad condicional del CFRP a través de un consulado emergente en la Base Naval de Guantánamo Cuba; para que los beneficiarios no sigan arriesgando su vida en tiempos de crisis global a través de un tercer país", señala la petición.

El 19 de abril, Díaz-Balart y Salazar presentaron el proyecto de ley que busca una solución al programa de reunificación familiar para cubanos, por el que más de 100 000 familias se encuentran a la espera.

Los legisladores buscan convertir en ley el programa surgido en 2007. De lograrlo, sólo el Congreso podría revocar el programa, lo que daría a los cubanos una vía para entrar a EE. UU. de manera legal. Luego podrían pedir la residencia tras un año de estancia, gracias a la Ley de Ajuste Cubano.