Yunior García Aguilera responde a ataques del 'agente Fernando'

El impulsor de la Marcha del 15N, Yunior García Aguilera responde a los ataques del 'agente Fernando' de la Seguridad del Estado, cuya identidad fue revelada en televisión nacional
El impulsor de la Marcha del 15N, Yunior García Aguilera responde a los ataques del 'agente Fernando' de la Seguridad del Estado, cuya identidad fue revelada en televisión nacional
 

Reproduce este artículo

El dramaturgo cubano Yunior García Aguilera respondió este miércoles a los ataques del 'agente Fernando' de la Seguridad del Estado, cuya identidad fue revelada en televisión nacional el pasado 1 de noviembre en el programa Razones de Cuba.

'Fernando', conocido como el médico Carlos Leonardo Vázquez González del Instituto Nacional De Oncología Y Radiobiología (INOR) de La Habana, apareció en televisión para atacar a García Aguilera, impulsor de la Marcha Cívica del 15 de noviembre, acusándolo de “contrarrevolucionario” que sigue un supuesto plan de Estados Unidos.

"Yunior está buscando la confrontación con las fuerzas armadas, con el MININT (...) Estamos viendo en Yunior la creación y la actuación de un contrarrevolucionario", señaló el agente de la Seguridad del Estado en la televisión estatal.

García Aguilera dijo en sus redes sociales que 'el destape' de 'Fernando' no le sorprendió.

"Francamente creo que exageran al llamarlo agente. Para mí, más bien debe tratarse de algún tipo de informante, al estilo de los que salen en Tras la huella. Aunque no estoy muy claro de si existe alguna diferencia notable".

Ambos se conocieron en un evento en Madrid, el cual sería utilizado posteriormente por el régimen cubano para acusar a García Aguilera de 'mercenario', tras participar en la protesta frente al Ministerio de Cultura el 27 de noviembre de 2020.

"El médico informante consiguió mi número y me llamó asustado. Me pidió que no mencionara su nombre por nada del mundo. Yo lo tranquilicé. Le contesté que no era mi intención hacer algo semejante. Nunca he publicado los nombres de los que allí estuvimos, ni lo haré, aunque es obvio que la Seguridad ya debe tener hasta el color de la ropa interior que usamos durante aquellos tres días. Y si soy totalmente sincero, la verdad es que yo ni recordaba el nombre del doctor, solo su cara", contó.

Según explicó García Aguilera, no recuerda haber conversado con el doctor Vázquez González durante el viaje a Madrid. Relata que era alguien que siempre estaba en silencio y tomando fotos.

Sobre las acusaciones contra él de un supuesto interés en las Fuerzas Armadas, García Aguilera explicó que "ni siquiera pasé el Servicio Militar y hasta me cuesta un poco de trabajo diferenciar algunos grados militares, lo admito. Tampoco intenté contactar a nadie relacionado con las FAR cuando regresé a La Habana. Pero entiendo la necesidad del régimen de buscarle la quinta para al gato para negar lo obvio: Archipiélago y la Marcha son propuestas totalmente genuinas, nacidas dentro de Cuba, como resultado de la crisis económica, política, social, cultural y moral que sufrimos los cubanos, como consecuencia de la falta de derechos, democracia, libertad y soberanía ciudadana que padecemos desde hace ya siete décadas".

Por último señaló que "al doctor no le deseo ningún mal. Solo quisiera que no ande por ahí delatando a los médicos y enfermeros de su hospital y que sus compañeros no se aparten demasiado cuando vayan a ser honestos con la terrible situación de nuestros hospitales. Supongo que más de uno se llevó las manos a la cabeza cuando vio su destape en el noticiero. Seguramente ya bromean con eso".

Según información recibida por ADN Cuba, Carlos Leonardo Vázquez González nació el 24 de abril de 1966 y reside en el Cerro. Desde 1991 viaja con frecuencia a El Salvador.

El realizador Víctor Alfonso Cedeño, la historiadora Omara Ruiz Urquiola y el científico Oscar Casanella lo conocieron en su paso por el INOR.

"Lo vi en una acción adulando a otros especialistas que sí cuentan con un rango importante por los conocimientos que tenían. La gente sospecha y lo desprecia; no lo quieren cerca. Nadie sabe por qué llegó al oncológico porque él no sabe donde está parado. Todos saben que es un hombre servil a los intereses de la Seguridad del Estado en el hospital. Él es cercano a la dirección del hospital", aseguró Ruiz Urquiola a ADN Cuba.