En celda de aislamiento y semidesnudo, así mantiene confinado el régimen a José Daniel Ferrer según familiares

El opositor fue visitado en prisión por un familiar, su hijo, al que le dijo que lo mantenían en una estrecha celda de aislamiento y semidesnudo
José Daniel Ferrer y su hijo en la prisión de Mar Verde
 

Reproduce este artículo

Familiares del líder opositor cubano y preso político José Daniel Ferrer informaron este sábado que el régimen lo mantiene confinado en una celda de aislamiento y semidesnudo, bajo “condiciones inhumanas y degradantes”, en la prisión de Mar Verde, provincia de Santiago de Cuba.

Ana Belkis Ferrer, hermana del coordinador nacional de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), reveló en un post en Facebook que este viernes, “tras 89 largos, duros y crueles días de secuestro y desaparición forzada”, el régimen permitió que su sobrino José Daniel Ferrer Cantillo viera al padre durante aproximadamente 20 minutos, aunque bajo una custodia permanente que impidió que el hijo hablase sobre las protestas populares del 11 de julio y el movimiento cívico que se ha generado en el país.

“Permitieron el pequeño encuentro a sólo un integrante de la familia para, gracias a Dios y las exigencias de tantas personas solidarias a quienes les estamos eternamente agradecidos, demostrar que al menos hasta el momento José Daniel permanece con vida”, escribió la hermana del opositor en el post.

Según agregó, José Daniel Ferrer comentó a su hijo que lo mantienen “en una minúscula y reducida celda de aislamiento de la prisión”, donde solo le permiten tener ropa interior.

“José Daniel se encuentra muy mal de salud, con la presión arterial extremadamente alta. Apenas pudo hablarle a su hijo. Desde el día anterior presenta fuertes dolores de cabeza, escalofríos, dolores en su cuerpo y falta de aire, a tal punto que pidió le volvieran a inyectar con Diclofenaco”, denunció Ana Belkis Ferrer a nombre de la familia, que responsabiliza a la dirigencia del régimen por la vida e integridad física y psicológica del opositor y de todos los detenidos y presos políticos.

“Exigimos sean liberados de manera inmediata e incondicional, que cesen la brutal represión y que respeten y cumplan la voluntad del pueblo”, añadió.

En declaraciones a ADN Cuba, Ana Belkis Ferrer detalló que la foto con la que acompaño su post fue tomada por el jefe de la prisión en el encuentro familiar, el cual se produjo sobre las 17:00 horas.

“Todo indica que están preocupados por el estado de salud de José Daniel y quieren demostrar que al menos hasta ayer permanecía con vida”, luego de los reclamos y exigencias por una prueba de vida, dijo.

Tres meses de prisión

José Daniel Ferrer fue detenido cerca de su vivienda en el reparto Altamira, Santiago de Cuba, el pasado 11 de julio, cuando se dirigía junto a su hijo al Parque Céspedes para unirse a las manifestaciones populares de ese día.

El 16 de agosto lo condenaron a cuatro años y 14 días en prisión, ya que las autoridades judiciales revocaron la sanción de “limitación de la libertad sin internamiento” que tenía desde 2020.

Según informó en redes sociales Ana Belkis Ferrer, la constancia de revocación de esta sanción le fue entregada a la esposa de líder de la Unpacu, la doctora Nelva Ismarays Ortega, y tras esa decisión arbitraria el activista debe pasar más de cuatro años preso.

Las autoridades mantienen la acusación en su contra por supuesto “desorden público” a raíz de las manifestaciones generales del 11 de julio, en las que no llegó a participar.

Tras dos meses de incomunicación, el 30 de agosto José Daniel Ferrer envió una carta a su esposa, en la que le indicó que desde el 12 de agosto permanece confinado en una celda de aislamiento y semidesnudo porque las autoridades le niegan ropa que no sea la de preso común, la cual se niegan a usar los presos de conciencia.