Archipiélago denuncia desaparición de su moderadora Daniela Rojo

El grupo Archipiélago denunció este sábado la desaparición de su moderadora en Facebook Daniela Rojo, quien no se comunica ni con familiares ni amigos desde hace más de 24 horas
Daniela Rojo
 

Reproduce este artículo

El grupo Archipiélago denunció este 13 de noviembre la desaparición de su moderadora en Facebook, Daniela Rojo, quien no se comunica ni con familiares ni amigos desde hace más de 24 horas.

“Actualización sobre nuestra moderadora Daniela Rojo. Luego de que varias personas se personaran en la estación de policía de Guanabacoa preguntando por Daniela, podemos afirmar que está oficialmente DESAPARECIDA. Hacemos al régimen cubano responsable de la vida de Daniela Rojo”, dice una publicación en Facebook de Archipiélago.

Horas antes la plataforma exigía, en un tuit, el cese del acoso del gobierno sobre “ciudadanos cubanos que solo están ejerciendo su derecho, reconocido universalmente, a manifestarse y expresarse libremente, así como su inmediata liberación".

El pasado 4 de noviembre Rojo fue “advertida” por la policía política de “consecuencias” para sus hijos si participa en la Marcha Cívica por el Cambio.

“Aclaro que no me maltrataron ni me amenazaron, solo me advirtieron que pensara en mis hijos. Una forma muy sutil de chantaje emocional que comprensiblemente haría claudicar a cualquier madre”, dijo Rojo tras acudir este jueves en la tarde a una cita oficial del “Órgano de Menores” del Ministerio del Interior, en Guanabacoa, La Habana.

La agente del Departamento de la Seguridad del Estado que se “entrevistó” con Daniela Rojo le “'advirtió' que pensara en mis hijos y las consecuencias que podría tener para ellos crecer sin su mamá. A esta oficial no le explicaron que Cuba es un país suigéneris dónde las madres pueden ir presas por manifestarse pacíficamente, y que eso no es correcto”.

La activista añadió en un post de Facebook que “de pronto” las autoridades policiales “están muy interesados en saber cómo viven [mis hijos], quién los tiene, en qué condiciones viven...”

Según Rojo, les dejó claro que podrían preocuparse “por las decenas de madres que continúan presas por las manifestaciones del 11 de julio”, en las que ella participó y estuvo varias semanas detenida.

Dos días antes la activista había recibido otras coerciones relacionadas con promover la Marcha Cívica por el Cambio del 15 de noviembre.

Rojo asistió a una citación con agentes de la Seguridad del Estado que la amenazaron con acusarla de 'incitar manifestaciones y desorden público', si continuaba promoviendo la manifestación.

El 12 de octubre tras una detención arbitraria, Rojo denunció que “a Cuba la gobierna una mafia” y que luego de la prohibición de la marcha del 15 de noviembre no quedan dudas de que “es una dictadura”.