Tomás Sánchez: no es momento de hacer una celebración del arte en medio de la represión

El reconocido pintor se opone a la celebración del arte “en medio de la represión” y la “ausencia completa de libertad de expresión en Cuba”
Tomás Sánchez, pintor cubano
 

Reproduce este artículo

El reconocido artista cubano Tomás Sánchez apoya el boicot de la 14ª Bienal de La Habana porque se opone a la celebración del arte “en medio de la represión” y la “ausencia completa de libertad de expresión en Cuba”, según publicó este viernes el periodista Andrés Openhaimer.

Sánchez, importante pintor hiperrealista radicado en Costa Rica, ofreció declaraciones para la columna de Openhaimer, publicada en el Nuevo Herald y otros medios internacionales. El artista dijo que se sumó “al mo­vimiento #NoAlaBienalDe­LaHabana porque no es el momento de hacer una cele­bración del arte en medio de la represión, la cantidad de artistas presos todavía y la au­sencia completa de libertad de expresión en Cuba”.

Explicó que “nunca había roto cultural­mente con Cuba, y siempre me mantuve participando en muestras colectivas, y me mantuve en contacto con ins­tituciones culturales como el Museo Nacional [de Bellas Artes] y el Centro [de Arte Contemporáneo] Wifredo Lam”, dos de las principales instituciones involucradas en la Bienal.

Tomás Sánchez realizó en el 2015 una muestra en la isla, influido por la esperanza de que el establecimiento de relaciones diplomáticas con Estados Unidos durante el mandato Oba­ma, supondría una apertura, pero luego se “desilusionó” por la falta de cambios positivos en el país.

Openhaimer señaló que las obras de Sánchez “se venden en casas de subastas de Nueva York y Londres por hasta $650 000; sus pin­turas están en el Museo Na­cional de Bellas Artes de Cu­ba y, según testigos, incluso en el Palacio de la Revolución”.

El boicot a la Bienal organizada por el Ministerio de Cultura del régimen, es una iniciativa promovida por las artistas Tania Bruguera, Sandra Ce­ballos Obaya y otros notables creadores cubanos de las artes visuales. Más de 500 firmantes aparecen en una carta abierta, donde artistas, curadores de arte, galeristas, críticos, periodistas, activistas e intelectuales cubanos y extranjeros explican por qué dicen “NO a la participación en la XIV Bienal de La Habana”.

El documento difundido por el grupo contestatario 27N expone que “artistas cubanos han estado, y otros aún permanecen, en prisión”, mientras que “docenas de profesionales del arte están bajo reclusión domiciliaria”. Además, “más de mil de nuestros conciudadanos fueron arrestados durante las protestas masivas que tuvieron lugar el 11 de julio” del 2021.

Lea también

Añaden que “de los detenidos en las protestas, más de quinientos cubanos siguen en la cárcel, algunos menores de edad”.

En una entrevista con el diario mexicano La Jornada, el ministro cubano de Cultura, Alpidio Alonso, calificó de “seudoartistas” a los que abiertamente están emplazando a las instituciones del régimen.

Además de Sánchez, Bruguera y Ceballos, la lista de los que apoyan el boicot incluye a relevantes artistas cubanos de las últimas décadas, como Ángel Delgado, Coco Fusco, Marco A. Castillo, Flavio Garciandía, Henry Eric Hernández, Alexis Leyva Novo, Celia González Álvarez, o famosos jazzistas como Paquito D'Rivera e instituciones como The Amelia Peláez Foundation.

Este viernes, se sumó la famosa creadora serbia Marina Abramović quien junto con el Marina Abramović Institute anunció que “se solidarizan con los artistas cubanos, trabajadores culturales y activistas, que han sido injustamente arrestados, encarcelados o puestos en arresto domiciliario durante las protestas masivas del 11 de julio”.

La artista del performance añadió en sus páginas oficiales que “unimos nuestra voz con los artistas, curadores, y comunidad artística internacional pidiendo un boicot de la 14ª Bienal de La Habana, cuyo liderazgo ha optado por ignorar esta flagrante violación de los derechos humanos básicos”.