Díaz-Canel reconoce escasez y desabastecimiento

“Es cierto que tenemos una situación compleja de desabastecimiento, pero imagínense cómo estaríamos si no hubiéramos enfrentado con éxito los planes del enemigo”, declaró.
Díaz-canel-Desabastecimeinto.jpg
 

Reproduce este artículo

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, reconoció la grave situación de desabastecimiento en la isla, en una reunión con miembros del Partido Comunista y el Gobierno de cara a las celebraciones de fin de año.

“Es cierto que tenemos una situación compleja de desabastecimiento, pero imagínense cómo estaríamos si no hubiéramos enfrentado con éxito los planes del enemigo”, declaró el primer secretario del Partido el 11 de diciembre.

El gobernante matizó diciendo que, a pesar de los problemas, el país comenzaría el 2022 con “alegría y esperanza” porque "existen suficientes motivaciones políticas, suficientes vivencias de un año duro, que permiten celebrar un nuevo aniversario del triunfo de la Revolución con un concepto de victoria".

Díaz-Canel llamó “frustrados” y “molestos” a los “enemigos de la Revolución” y celebró la reducción de casos de coronavirus como un logro de su gobierno tras un año “duro”.

Aunque no anunció las actividades concretas que se realizarán por el fin de año, el gobernante insistió en las labores de reparaciones en los barrios pobres, donde ocurrieron muchas de las protestas del 11J, así como "incrementar los abastecimientos y bajar los precios", disparados tras la Tarea Ordenamiento.

El gobernante cubano enfocó su discurso en el tema político, aunque la vida cotidiana de los cubanos está marcada por la crisis económica que arrastra el país desde hace años y agravó el coronavirus y medidas desafortunadas del gobierno este 2021.

Una libra de carne de cerdo ya ronda los 300 pesos cubanos (12 dólares al cambio oficial) en La Habana, lo que obligó a miles de familias a renunciar al platillo favorito de fin de año: el cerdo asado.

Como comparación, en enero una libra de este producto, uno de los más apreciados por los cubanos, llegó a valorarse en 140 pesos, a poco de aprobarse la unificación monetaria que sacó de circulación el CUC y dejó solamente a la moneda nacional como circulante.

Desde entonces, la inflación no dejó de crecer. En octubre, Marino Murillo, exvicepresidente cubano y jefe de la comisión estatal encargada de las fallidas reformas económicas en la isla, declaró ante el Parlamento que la inflación alcanzó 6900% en el mercado negro en comparación con enero.

Cuba perdió 13% de su Producto Interno Bruto (PIB) entre 2020 y 2021, aseguró el ministro de Economía, Alejandro Gil, ante la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) en octubre pasado.

“Es un golpe realmente duro”, precisó Gil, quien aseguró que en 2020 el país dejó de ingresar 3000 millones de dólares y ni siquiera se acercó a la meta de 2 millones de turistas para 2021.

Recomendaciones

 

Relacionados