Díaz-Canel denigra a Almagro y la OEA por participar en show de Ota-Ola
El jefe del Ejecutivo del régimen denigró en Twitter a la OEA y su secretario general, Luis Almagro, por la reciente participación de éste en el show del influencer Alexander Otaola
Miguel Díaz-Canel

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, atacó y denigró este sábado a la Organización de Estados Americanos (OEA) y su secretario general, Luis Almagro, por la reciente participación de éste en el show del influencer Alexander Otaola.

“La OEA se hunde en la inmundicia cuando su secretario general anima show anticubano en blog miamero. Así es como un político sin ética se transforma en actor de un circo mendaz y patético. No pueden con la verdad: #CubaSalva, vive y vence”, escribió Díaz-Canel en su perfil de Twitter.

Para acompañar su mensaje, el jefe del Ejecutivo de la isla, nombrado por su antecesor en el cargo, Raúl Castro, mostró una caricatura publicada el viernes por el portal oficialista Cubadebate, que, a nombre de su redacción, afirmó que había un “hijo de mala madre” al frente de la OEA.

Cubadebate criticó que, “mientras Cuba batalla por que sus ciudadanos no enfermen, se curen y no mueran por la terrible pandemia de la COVID-19, haciendo extraordinarios esfuerzos para adquirir medicamentos necesarios y ventiladores pulmonares para las terapias, el innombrable secretario general de la OEA (Almagro)” defendiese el embargo contra la isla.

El jueves 7 de mayo, en el popular show de YouTube del influencer cubano radicado en Miami Alexander Otaola, Almagro afirmó que “las sanciones contra las dictaduras son absolutamente necesarias. El embargo apunta directamente contra la impunidad del régimen cubano en el escenario internacional. Las sanciones son un instrumento de presión contra las dictaduras”.
 

Asimismo, el dirigente del organismo regional destacó que la OEA busca respaldar a todos los ciudadanos de América Latina y el Caribe para que vivan en una democracia y acusó a La Habana de incurrir en prácticas de trabajo forzado y violaciones a derechos humanos con sus misiones de colaboración médica.

“Cuba no es una dictadura del proletariado, es una dictadura contra el proletariado, contra la vida de los trabajadores. Los médicos son parte del pueblo trabajador y oprimido porque se les roban sus derechos y el fruto de su trabajo”, dijo Almagro.