Biden a ISIS: “Te perseguiremos, te haremos pagar”

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió perseguir y hacer pagar a los responsables de los ataques terroristas en las inmediaciones del aeropuerto de Kabul este 26 de agosto, donde perecieron 12 militares estadounidenses y docenas de afganos
 

Reproduce este artículo

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió perseguir y hacer pagar a los responsables de los ataques terroristas en las inmediaciones del aeropuerto de Kabul este 26 de agosto, donde perecieron 12 militares estadounidenses y docenas de afganos, un atentado atribuido preliminarmente al Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS, por sus siglas en inglés).

Desde la Casa Blanca, Biden habló en la tarde de este jueves por primera vez tras los ataques, y sus comentarios se producen después de que el principal general de Estados Unidos en Oriente Medio hablara con los periodistas sobre la situación en el país en una sesión informativa del Pentágono.

El jefe del Comando Central de Estados Unidos, general Kenneth “Frank” McKenzie, dijo que están trabajando para determinar exactamente quién está detrás del asalto suicida y “están preparados para tomar medidas contra ellos”. McKenzie declaró que también están enfocados en otras “corrientes de amenaza extremadamente activas” al aeródromo.

La semana pasada los funcionarios estadounidenses fueron advertidos de que la amenaza de un ataque terrorista en el aeropuerto se estaba volviendo más aguda. Un funcionario de defensa estadounidense también le había dicho a CNN que estaban preocupados por una “corriente de amenaza muy específica” que involucraba a la filial de ISIS en Afganistán.

El presidente Joe Biden se refirió a la jornada de agresiones contra los norteamericanos en Kabul como “un día difícil”, al tiempo que advirtió que los ataques de los extremistas no serán olvidados. Dijo que los militares estadounidenses que fueron asesinados “eran héroes”.

Ataques en Kabul. Foto: NBC News

Ataques en Kabul. Foto: NBC News


“Estamos indignados y desconsolados”, añadió Biden. “Nos duele el corazón por ustedes”.

El mandatario también dijo que “a aquellos que llevaron a cabo este ataque, así como a cualquiera que le desee daño a Estados Unidos, sepan esto: No perdonaremos. No lo olvidaremos. Te perseguiremos y te haremos pagar”.

“Estos militares estadounidenses que dieron sus vidas fueron héroes”, dijo Biden. “Héroes que habían estado involucrados en una peligrosa misión desinteresada para salvar las vidas de otros. Fueron parte de un puente aéreo como ningún otro visto en la historia”.

 

¿Qué sucedió en Kabul?

Unos 12 estadounidenses murieron y otros 15 resultaron heridos durante la "explosión" de este 26 de agosto en el aeropuerto de Kabul, que el Pentágono redefinió como "ataque suicida" tras investigaciones en el lugar, reporta Fox News.

Según el medio de prensa, el general McKenzie aseguró que una segunda explosión ocurrió en el Hotel Baron. Luego los terroristas abrieron fuego de fusilería contra los presentes.

Los ataques cerca del aeropuerto se producen mientras Estados Unidos y otros países occidentales se aprestan a completar una evacuación masiva tras la toma del país por los talibanes.

McKenzie atribuyó la autoría al Estado Islámico. Los muertos pertenecen al Cuerpo de Infantería de Marina, encargado de proteger las evacuaciones, cuya fecha límite, 31 de agosto, mantiene bajo presión al Pentágono.

"Nuestra misión es evacuar a ciudadanos estadounidenses, nacionales de terceros países, titulares de visas especiales de inmigrante, personal de la embajada de Estados Unidos y afganos en riesgo. A pesar de este ataque, continuamos la misión, la evacuación a la mejor velocidad", dijo.

El presidente de Estados Unidos Joe Biden, confirmó este martes que la retirada definitiva de las fuerzas estadounidenses de Afganistán terminará el 31 de agosto a pesar de las peticiones internacionales para extender el plazo ante la complicada tarea de evacuación.

Biden advirtió que permanecer más tiempo en Afganistán conlleva graves riesgos para las tropas extranjeras y los civiles, ya que ISIS-K, afiliado del grupo terrorista con sede en Afganistán, representan una creciente amenaza para el aeropuerto.

Los talibanes dijeron el mismo martes que ya no permitirá que los ciudadanos afganos abandonen el país en vuelos de evacuación y que tampoco aceptarán una extensión del plazo de retirada.