México recibe 80.000 solicitudes de refugio y espera recibir más al bajar pandemia del coronavirus

Las solicitudes de refugio en México han aumentado un 34% en el segundo trimestre del año al totalizar 80.000 peticiones
Migrantes centroamericanos cruzan territorio mexicano en ruta a los EEUU. Efe/Archivo
 

Reproduce este artículo

México acumula actualmente unas 80.000 solicitudes de refugio, pero la cifra probablemente subirá en la medida en que baje la pandemia de la COVID-19 y aumente el flujo migratorio por el territorio, estimó este jueves una fuente oficial.

“En la medida que la pandemia vaya cediendo el número de personas en búsqueda de protección internacional en México habrá de dispararse de manera significativa”, dijo el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación, Alejandro Encinas.

En la conmemoración de los 40 años de operación de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), Encinas repasó algunas cifras y señaló que al cierre de 2019 se rebasaron las 70.600 personas solicitantes de refugio en México.

"La cifra siguió creciendo, particularmente en el primer trimestre de este año y tuvimos un crecimiento del 34 % con respecto al trimestre anterior, con lo cual tenemos más de 80.000 solicitantes de refugio en estos momentos, ante la emergencia sanitaria", apuntó Encinas.

El funcionario recordó que la oleada de refugiados en México inició en 2013, cuando se empezó a registrar "un crecimiento sostenido en el número de las solicitantes de asilo, en donde en un muy corto periodo el incremento de solicitudes ha tenido un crecimiento de carácter geométrico".

 

 

Recordó que en 2013 la Comar acumuló 1.296 personas registradas como solicitantes de refugio, una cifra que llegó a 29.600 personas en el 2018 y a 70.600 un año después.

En su oportunidad, la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, destacó que "México siempre se ha destacado en el mundo como un país solidario que recibe con los brazos abiertos a los refugiados provenientes de otros países, gracias a la política de asilo político y humanitario".

Además de que mantiene "la tradición de ofrecer asilo a quien lo requiere, constituye una de las acciones más nobles que nuestro país ha consolidado tanto en su política exterior como en la política interior".

Tanto Sánchez Cordero como Encinas destacaron que esa tradición inició hace 80 años cuando bajo la voluntad política del Gobierno del presidente Lázaro Cárdenas se dio cobijo a los exiliados republicanos españoles.

Además de que, años más adelante, se abrieron las puertas del país para dar asilo y refugio a decenas de miles de personas que fueron perseguidas por las dictaduras en el centro y sur de América.

 

 

Pero la política migratoria del país ha sido duramente cuestionada luego de que en 2019 México se viera forzado a aceptar planes migratorios que son atentatorios contra los derechos humanos, según organismos locales y regionales.

México se embarcó en 2019 en un controvertido programa migratorio llamado Protocolo de Protección a Migrantes (PPM), más conocido como "Permanezcan en México".

La política de PPM permite a EE.UU. devolver al país vecino a aquellos indocumentados que llegan a la frontera y solicitan asilo (sin importar de dónde provengan) para que esperen allí a que se resuelvan sus casos en EE.UU., un proceso que puede durar años.

Organismos de derechos humanos han señalado que los migrantes, enviados a México en virtud del referido programa, están desprotegidos en la frontera norte colindante con Estados Unidos, y son frecuentemente víctimas del crimen organizado en esa región, una de las más violentas del país.

(Con información de Efe)

Tags